ATRIBUTOS

TEMA: Los atributos de Dios, su Santidad.

PROPÓSITO: reconocer la necesidad de ser santos puesto que nuestro Dios es Santo.

TEXTO: “¿Quién no te temerá, oh Señor, y engrandecerá tu nombre? Porque tú sólo eres santo” (Apocalipsis 15:4)

INTRODUCCIÓN: Sólo Dios es infinita, independiente e inmutablemente santo. Con frecuencia Dios es llamado “El Santo” en la Escritura; y lo es porque en él se halla la suma de todas las excelencias morales. Es pureza absoluta, sin la más leve sombra de pecado. “Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas” (1 Juan. 1:5).

La santidad es la misma excelencia de la naturaleza divina: el gran Dios es “magnífico en santidad” (Ex. 15:11). Por eso leemos: “muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio” (Hab. 1:13). Su santidad es la antítesis de todo defecto o imperfección moral.

FRASE DE ENLACE: En la antigüedad, Dios instituyó algunos “que cantasen a Jehová y alabasen en la hermosura de su santidad”. (2Crón.. 20:21).

1. SANTIDAD DE DIOS.

A. La palabra común para «santo» en el Antiguo Testamento es qadhosh. El sentido de la raíz parece ser «separación de, y hostilidad a, todo mal y contaminación». En el Nuevo Testamento la palabra común es hagios, que expresa esencialmente la misma idea.De acuerdo con su naturaleza santa, Dios tiene que odiar el pecado. (Hab 1:13). Hebreos 10:31; 12:14, 29.

B.El poder es la mano y el brazo de Dios, la omnisciencia sus ojos, la misericordia su entraña, la eternidad su duración, pero “la santidad es su hermosura”. Es esta hermosura lo que le hace deleitoso para aquellos que han sido liberados del dominio del pecado.

C.A esta perfección divina se le da un énfasis especial. “Se llama santo a Dios más veces que todopoderoso, y se presenta esta parte de su dignidad más que ninguna otra. Esta cualidad va como calificativo junto a su nombre más que ninguna otra. Nunca se nos habla de Su poderoso nombre, o su sabio nombre, sino su grande nombre, y, sobre todo, su santo nombre. Este es su mayor título de honor; en ésta resalta toda la majestad y respetabilidad de su nombre.” Esta perfección, como ninguna otra, es celebrada ante el trono del cielo por los serafines que claman: “Santo, Santo, Santo, Jehová de los ejércitos” (Isa. 6:3).

D.Dios mismo destaca esta perfección: “Una vez he jurado por mi santidad” (Sal. 89:35). Dios jura por su santidad porque ésta es la expresión más plena de sí mismo. Por ella nos exhorta: “Cantad a Jehová, vosotros sus santos, y celebrad la memoria de su santidad” (Sal. 30:4). la “hermosura de su santidad” (Sal. 110:3).

* de la manera que sin omnipotencia todo sería débil, sin santidad todo sería desagradable.     Si ésta fuera manchada, el resto perdería su honra.

* Esto sería como si el sol perdiera su luz: La pureza en Dios es el resplandor de todos los atributos de la divinidad.

*Su justicia es santa, su sabiduría santa, su brazo poderoso es un santo brazo (Sal. 98:1). Su verdad o palabra es una Santa Palabra (Sal. 105:42). Su nombre, que expresa todos sus atributos juntos, es un Santo Nombre (Sal. 103:1)”

E.La santidad de Dios se manifiesta en sus obras. Nada que no sea excelente puede proceder de Él. La santidad es regla de todas sus acciones.

Al hombre lo hizo “recto” (Ecl. 7:29), a imagen y semejanza de su creador. Los ángeles que cayeron fueron creados santos, ya que, según leemos, “dejaron su habitación” (Judas. 6). De Satanás está escrito: “perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado hasta que se halló en ti maldad” (Eze. 28:15).

2. SANTIDAD DE DIOS EN RELACIÓN AL HOMBRE

A. La santidad de Dios se manifiesta en su ley. Esa ley prohíbe el pecado en todas sus variantes: en las formas más refinadas así como en las más groseras, la intención de la mente como la de contaminación del cuerpo, el deseo secreto como el acto abierto. (Rom. 7:12). (Sal. 19:8,9).

B. La santidad de Dios que se manifiesta en la cruz.

* El horror del calvario nos muestra ¡Cuán detestable había de serle este cuando lo castigó hasta el límite de su culpabilidad al imputarlo a su hijo!

* “los juicios que han sido o que serán vertidos sobre el mundo impío, la llama ardiente de la conciencia pecadora, la sentencia irrevocable dictada contra los demonios rebeldes, y los gemidos de las criaturas condenadas, nos demuestran tan palpablemente el odio de Dios hacia el pecado como la ira del Padre desatada sobre el Hijo.

¿Porqué me has abandonado?, Cristo adora esa perfección divina: “pero tú eres santo”, Sal 22: 3”.

C. Dios odia todo pecado porque El es santo. (Prov. 3:32). (Prov. 15:26). De ello se desprende que él, necesariamente ha de castigar el pecado.

* El pecado no puede escapar a su castigo porque Dios lo aborrece. Dios ha perdonado a menudo a los pecadores, pero jamás perdona el pecado; el pecador sólo puede ser perdonado a causa de que otro ha llevado su castigo, porque “sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (He. 9:22). Por eso se nos dice que “Jehová se venga de sus adversarios, y guarda enojo para sus enemigos” (Nah. 1:2).

D. Por causa de un pecado Dios desterró a nuestros primeros padres del Edén.

Por un pecado toda la descendencia de Cam cayó bajo una maldición que todavía perdura.

Moisés fue excluido de Canaán a causa de un pecado.

Y por un pecado el criado de Eliseo fue castigado con lepra

Ananías y Safira fueron separados de la tierra de los vivientes.

**El alma no regenerada no cree realmente en la santidad de Dios. Espera que su misericordia superara todo lo demás. (Sal. 50:21)

**Piensan en un dios cortado según el patrón de sus propios corazones malos. De ahí su persistencia en una carrera de locura.

            La santidad atribuida en las Escrituras a la naturaleza y carácter     divinos es tal, que demuestra claramente el origen sobrenatural             de estas. El carácter atribuido a los “dioses” del paganismo             antiguo y moderno es todo lo contrario de la pureza inmaculada             que pertenece al verdadero Dios.

 Lo recto es recto y lo malo es malo, en última instancia porque Dios          es santo. Sabemos lo que es recto y lo que es malo porque el carácter santo de Dios ha sido revelado por su santa voluntad.

3. ERRORES DE INTERPRETACIÓN

A. La idea humana del pecado está prácticamente limitada a lo que el mundo llama “crimen”.

* Lo que no llega a tal gravedad, el hombre lo llama “defectos”, “equivocaciones”, “enfermedad”, E incluso cuando se reconoce la existencia del pecado, se buscan excusas y atenuantes.

B. El “dios” que la inmensa mayoría de los que profesan ser cristianos, es como un anciano indulgente, quien, aunque no las comparta disimula benignamente las “imprudencias” juveniles.

Pero la Palabra de Dios dice: “Aborreces a todos los que hacen iniquidad” (Sal. 5:5), y “Dios está airado todos los días contra el impío” (Sal. 7:11).

C. Pero los hombres se niegan a creer en este Dios. No, el hombre pecaminoso no podía imaginar un Dios santo, como tampoco crear el lago de fuego en el que será atormentado para siempre.

* Porque Dios es santo, es completamente imposible que acepte el pecado. ¿Pueden las tinieblas habitar con la luz? ¿Puede el inmaculado deleitarse con los “trapos de inmundicia”? (Isa. 64:6). * Lo mejor que el hombre pecador puede presentar está contaminado.

* Un árbol corrompido no puede producir buen fruto, si Dios considerara justo y santo aquello que no lo es, se negaría a sí mismo y envilecería sus perfecciones. Pero bendito sea su nombre, porque lo que su santidad exigió, lo proveyó su gracia en Cristo Jesús, Señor nuestro cada pobre pecador que se haya refugiado en él es “acepto en el amado” (Efe. 1:6). ¡Aleluya!.

4. NUESTRA RELACION CON UN DIOS SANTO

A. Porque Dios es santo, debemos acercarnos a él con la máxima reverencia. (Sal. 89:7) (Sal. 99:5).

** Sí, “Al estrado”, en la postura más humilde, postrados ante él. Cuando Moisés se acercaba a la zarza ardiendo, Dios le dijo: “quita tus zapatos de tus pies” (Exo. 3:5).

B.A él hay que servirle “con temor” (Sal. 2:11).

            * Al pueblo de Israel dijo: Lev. 10:3

Cuando más temerosos nos sintamos ante su santidad inefable, más aceptables seremos al acercarnos a él.

C. Porque Dios es santo, deberíamos desear ser hechos conformes a él.

             Su mandamiento es: “Sed santos, porque yo soy santo” (1Ped.      1:16).

            *No se nos manda ser omnipotentes u omniscientes como Dios,     sino santos, y eso “en toda conversación” (1Ped. 1:15).

            * Este es el mejor medio para agradarle.

            No glorificamos a Dios tanto con nuestra admiración ni con             expresiones elocuentes o servicio ostentoso, sino con espíritu     limpio, y a vivir para El viviendo como El”.

D. Así pues, por cuanto solo Dios es la fuente y manantial de la santidad, busquemos la santidad en él; que nuestra oración diaria sea que “El Dios de paz os santifique en todo; para que vuestro espíritu y alma y cuerpo sea guardado entero sin reprensión para la venida de nuestro Señor Jesucristo” ( 1Tes. 5:23).

E. Isaías 6:3 dice que en el trono del Dios Altísimo, los serafines dicen, “Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.” Esta descripción del carácter de Dios, repetida tres veces, es repetida otra vez por los seres vivientes de Ap 4:8. Esta es una descripción significante del Dios trino, mostrando que al nivel más básico, la santidad define la Deidad.

No se adora a Dios como infinito, infinito, infinito; ni como misericordioso, misericordioso, misericordioso; ni aun amoroso, amoroso, amoroso. El es definido como una Persona tres veces santa.

LAS APLICACIONES QUE DEBEMOS HACER

¿Qué diremos acerca de la obra de Dios en la iglesia? ¿Qué debe controlar la iglesia, su funcionamiento y sus ministerios? Primero, debe ser controlada por la característica gobernante de Dios, la santidad. El fundamentalismo no acentúa la predicación acerca de la santidad de Dios porque no tenemos algo mejor para predicar. Sino porque el corazón de la separación fundamental es que la santidad controla todo lo que hacemos en nuestras vidas personales y en la iglesia. El acento en la santidad es basado en la naturaleza de Dios.


BIBLIOGRAFÍA

David Saxton “Detroit Baptist Theological Seminary” Allen Park, Michigan EEUU. periódico Ohio Bible Fellowship Visitor en octubre de 2000

[1]Buswell, J. Oliver: Teología Sistemática, Tomo 1, Dios Y Su Revelación : Buswell, J. Oliver. Miami, Florida, EE. UU. de A. : LOGOI, Inc., 1979, S. 50.

[1]Buswell, J. Oliver: Teología Sistemática, Tomo 1, Dios Y Su Revelación : Buswell, J. Oliver. Miami, Florida, EE. UU. de A. : LOGOI, Inc., 1979, S. 52

RVR 60.Sociedades Bíblicas Unidas.

http://miconcordancia.com/