CARTA A LOS COLOSENSES

TEMA: Mirando hacia lo celestial

PROPÓSITO: Exhortar a la búsqueda de lo espiritual y dejando en segundo plano lo material.

TEXTO: Colosenses 3:1-4

INTRODUCCIÓN: No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro
corazón. Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo. Mateo 6:19, 20,21; Mateo 13:44:
FRASE DE ENLACE: Pablo nos exhorta de la siguiente manera

1. Ya que han sido resucitados a una vida nueva con Cristo, pongan la mira en las verdades del cielo, donde Cristo está sentado en el lugar de honor, a la derecha de Dios.
A. En el momento del nuevo nacimiento, fuimos resucitados
B. Tenemos Vida Nueva
C. Mirando lo espiritual. Las verdades del cielo, son las verdades de Dios.
D. Poner la mirada en el cielo es poner la mirada en Cristo

2 Concéntrense en las cosas celestiales y no en las terrenales,
A. Concentrarse es poner toda la atención
Mientras se conduce un vehículo, o una máquina en la fábrica no se puede descuidar.
B. concentrarse en lo espiritual.
C. Lo terrenal pasa, nada de lo terrenal es eterno.
No vale la pena perder lo espiritual por algo material
¿Qué puede ser más importante que lo eterno?
D. La advertencia del Señor: Mateo 6:19-21

3 Pues ustedes ya han muerto para el mundo, y ahora, por medio de Cristo, Dios les ha dado la vida
verdadera.
A. La pregunta sería ¿hemos muerto al mundo?
Morir para el mundo es encontrar el verdadero sentido de lo eterno
Es encontrar la importancia de lo espiritual
B. La verdadera vida está en Cristo
La vida no es tener o poseer bienes materiales, o disfrutar de excelentes relaciones.
“Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo”. Lc 14:26,27

4 Cuando Cristo —quien es la vida de ustedes- sea revelado a todo el mundo, ustedes participarán de toda su gloria
A. Una razón para buscar lo espiritual es nuestra bienaventurada esperanza.
B. Cristo es nuestra vida. Pero ¿qué es la vida?
C. Si mantenemos nuestra mirada en las cosas de arriba, participaremos de la gloria con Cristo en su manifestación.

CONCLUSIÓN: Esta decisión no la puede tomar sino cada quien, en forma individual. No espere a que otro tome esta decisión por usted. La exhortación Paulina es a buscar las cosas de arriba. Esta no es otra que la misma exhortación del Señor en Mateo 6:19-21


[1] Hernández, E. A., & Lockman Foundation. (2003). Biblia de estudio: LBLA. (Col 1:13). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.
[2] Kittel, G., Friedrich, G., & Bromiley, G. W. (2002). Compendio del diccionario teológico del Nuevo Testamento (535). Grand Rapids, MI: Libros Desafío.
[3] Burt, D.
F. (2004). Colosenses 1:1-23: La Imagen del Dios Invisible (166). Barcelona: Publicaciones Andamio.

%d bloggers like this: