CARTA A LOS COLOSENSES

TEMA: La Oración y la evangelización vida del cristiano.

PROPÓSITO: Enfatizar que un verdadero cristiano no puede vivir sin hacer estas dos prácticas.

TEXTO: Colosenses 4:2-6

INTRODUCCIÓN: Los árboles se distinguen por sus frutos, así el cristiano autentico tiene características que lo diferencian de los demás.
FRASE DE ENLACE: Veamos dos características principales de un cristiano.

1. LA ORACIÓN
A La perseverancia
** nos exhorta a perseverar en la oración, es decir, a «entregarnos de continuo a ella» (Hechos 1:14; 2:42; 6:4)

** y a «dedicarnos a ella» (Romanos 12:12).
** Es cuestión de adquirir el hábito de «orar sin cesar» (1 Tesalonicenses 5:17) y,
** una vez adquirido, ejercerlo con asiduidad, con diligencia, con concentración y con intensidad,
**porque es fácil distraernos en la oración o caer en rutinas mecánicas y en repeticiones sin sentido.1[1]
A veces, nuestras oraciones son superficiales y rutinarias.
Otras veces tratamos a Dios como si fuera una especie de máquina expendedora de chucherías.
Vamos a la máquina, ponemos la moneda, seleccionamos el producto, pulsamos el botón y esperamos.

B. La oración no es tanto un medio de presión que utilizamos para lograr que el genio celestial cumpla nuestros deseos,
Es el medio que Dios utiliza para ajustar nuestra voluntad a la suya.2
Si alguien enferma, nuestra primera reacción es orar por sanidad
Si no sana, dedicamos más tiempo, ayunamos
C. La vigilancia
Pablo dice que debemos «velar en oración». Esto no es exactamente lo mismo que «perseverar» en ella.
Es cierto que «velar» puede conllevar la idea de orar durante las vigilias de la noche
Pero el verbo no habla tanto de la duración de la oración como de su intensidad y autenticidad.
Literalmente, significa «mantenerse despierto».
Por medio de la oración, el Espíritu nos mantiene despiertos y nos abre los ojos ante los peligros que amenazan a la iglesia
Seamos «guardianes de nuestros hermanos» (Génesis 4:9) por medio de la oración.
Al interceder por ellos, es como si los vigiláramos y veláramos por su bienestar y su seguridad.
La oración es esencial en nuestra guerra espiritual,
Por eso mismo, después de enumerar todas las piezas de la armadura espiritual que Dios nos provee, Pablo dice: Con toda oración y súplica orad en todo tiempo en el Espíritu, y así, velad con toda perseverancia y súplica por todos los santos (Efesios 6:18).
D. La acción de gracias
una verdadera expresión de gratitud al Señor.
Literalmente, la frase reza: en acción de gracias, como si la gratitud fuera el ambiente en el cual tenemos que hacer llegar nuestras oraciones a Dios.
Exhorta a los creyentes a que sean agradecidos y den gracias a Dios:
A Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 15:57).
Gracias a Dios, que en Cristo siempre nos lleva en triunfo (2 Corintios 2:14; cf. 8:16; 9:11, 12, 15).
Sed llenos del Espíritu,… dando siempre gracias por todo,
en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, a Dios, el Padre (Efesios 5:18–20).
Mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios (Filipenses 4:6).
¿Qué acción de gracias podemos dar a Dios por vosotros, por todo el gozo con que nos regocijamos delante de Dios a causa de vosotros? (1 Tesalonicenses 3:9).
Orad sin cesar; dad gracias en todo (1 Tesalonicenses 5:17–18).
Siempre tenemos que dar gracias a Dios por vosotros (2 Tes 1:3).
Lo notable, por supuesto, es que el apóstol que rebosa constantemente de gratitud, la oración por pablo y sus compañeros (4:3)
E. no duda en expresarles sus propias necesidades y debilidades.
él mismo siente la necesidad constante de ser apoyado en su ministerio por sus intercesiones.
Y no solamente él, sino también los demás compañeros suyos

2. EVANGELIZACIÓN 4:4-6
A. Pablo necesitaba el apoyo en oración para explicar el mensaje con claridad.
Una característica de un buen trabajo de evangelización es explicar con claridad
B. Nuestro trato con los no cristianos debe ser “inteligente”
No podemos dejar “mal parado” el evangelio.
C. Aprovechando las oportunidades
Las circunstancias de la vida nos pueden ayudar para evangelizar a otros.
D. Nuestro hablar debe ser con gracia, con simpatía.
No debemos usar el “doble sentido” o “Malicia indígena” pues eso ni es santo ni es sabio.
Debemos dar respuestas oportunas, lo que implica conocimiento.

CONCLUSIÓN: Un verdadero cristiano dedicará tiempo a la oración y evangelizará con sabiduría y aprovechando cada oportunidad siendo oportuno para ganar a otros para Cristo.


BIBLIOGRAFÍA:
RVR 60
La Palabra de Dios Para Todos
La Biblia de las Americas
1 Cf. Gutiérrez, págs. 862–863: La vida del cristiano ha de ser una aplicación asidua a la oración … La oración debe ser como la respiración, la rientación habitual del alma hacia Dios.
[1] Burt, D. F. (2006). Deberes Domésticos y otros Asuntos: Colosenses 3:18-4:18 (102). Barcelona: Publicaciones Andamio.
2 Cf. Wiersbe, pág. 135: El propósito de la oración no es que la voluntad del hombre se haga en el cielo, sino que la voluntad de Dios se haga en la ierra.

%d bloggers like this: