CARTA A LOS ROMANOS

TEMA: Introducción a Romanos

PROPÓSITO: Resalta el valor de la epístola para conocer bien la salvación en Cristo.

TEXTO: Romanos 1,1-17


INTRODUCCIÓN: Breve reseña acerca de: Autor, fecha, motivo y circunstancias.
FRASE DE ENLACE: Empecemos esta fascinante aventura de conocer la epístola a los romanos

1. EL AUTOR 1:1
A. Pablo comienza, como lo hace siempre en sus cartas, con el remitente, destinatario y bendición.
B. tres características del apóstol Pablo: 1:1 nos presenta
(1) Es siervo de Jesucristo. Él se halla totalmente a disposición del Señor.
(2) Es llamado a ser apóstol. Apóstol significa: enviado, enviado para predicar el evangelio. Los apóstoles eran testigos oculares del ministerio terrenal de nuestro Señor Jesucristo y de su resurrección. El caso de Pablo se debe a un hecho particular (1 Cor. 9,1).
(3) Es apartado para el evangelio de Dios. Es decir, por Dios; mucho tiempo antes de su llamado y conversión (Hechos 9,15), Pablo fue destinado por Dios para realizar una importante misión, la principal de su vida: anunciar el Evangelio.

2. CARACTERÍSTICAS DEL EVANGELIO 1:2-6
A. Es de Dios (1:1b). Tiene su origen en Él. No fue `inventado’ por Pablo, sino por Dios. Él buscó un camino por el cual podemos ser salvos, enviando a su propio Hijo.
B Él lo había prometido antes por sus profetas .En el AT se indica a Jesús como el Hijo del Hombre (Dan 7) y el Siervo de Jehová (Isaías 53). Tanto las Escrituras como los apóstoles testifican de la misma Persona: Jesús.
C Su tema central es la persona de Jesucristo. Aparte de Él, no existen buenas nuevas, ya que Él es el único camino que nos lleva a Dios. Pablo dice acerca de Jesucristo:
** “Que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad por la resurrección de entre los muertos”. Los dos títulos (descendiente de David e Hijo de Dios) nos indican a Jesús en su humillación y en su exaltación y divinidad. Jesús (una persona histórica), el Cristo (el Mesías prometido), el Señor exaltado, quien reina para siempre.
D. Los destinatarios del evangelio. Está dirigido a todas las naciones. Del v.5 podemos desprender que la mayoría de los miembros de la iglesia de Roma pertenecían a los creyentes de los gentiles. El evangelio debe ser predicado en todo el mundo. La misión de la iglesia abarca a todas las naciones.
E. El propósito del Evangelio (5b). Es “la obediencia a la fe”. La única respuesta adecuada al llamamiento de Dios es obediencia, la que consiste en fe en la obra salvadora de Cristo. Pertenecer a Él es glorioso, pues Él se constituye en nuestro Salvador tanto en vida como en la muerte.
F. El fin último del evangelio es la gloria de su nombre. “Por (amor de) su nombre”(1:5c). El último fin de la predicación no es la conversión de los gentiles, por importante que sea, sino la gloria de Jesucristo. Pero es precisamente a través de la conversión que el Señor es glorificado.
* El gran privilegio de ser llamado para pertenecer a Jesucristo, incluye nuestra vocación al servicio de nuestro Dios y Salvador.

3. CARACTERÍSTICAS DE LOS RECEPTORES (1:7-15).
A. Amados de Dios. Desde la eternidad para ser sus hijos.
B. Tienen el propósito de ser santos. Consagrados al Señor, tal como era el destino de Israel.
C. Son los recipientes de la bendición de Dios: Pablo les desea a todos gracia y paz, las dos palabras claves del evangelio del perdón.

CONCLUSIÓN: Pablo da gracias al Señor por ellos. El hecho de que haya una iglesia en Roma, ha significado la extensión del Evangelio a otros lugares (1:8). Esto es motivo de gran alegría. Por esta razón escribe su carta a fin de visitar a la iglesia de Roma. Su visita no significará sólo una bendición para la iglesia, sino también para él mismo: “Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de seáis confirmados; esto es, para ser mutuamente confortados por la fe que nos es común a vosotros y a mí (1,11 y 12).” Es importante atender al hecho de que Pablo es lo suficiente humilde para no sólo ser de bendición, sino también para recibirla en un proceso de mutua consolación Esa era su gran tarea, su `deuda’ a griegos y no griegos para entregarles el evangelio.


BIBLIOGRAFÍA:
-J.M Cambier; M. Carrez; Ch. Perrot: “Las cartas paulinas”. Introducción crítica al NT.De Herder; Barcelona 1983.
-J. A. Fitzmayer: “Teología de San Pablo”. Comentario Bíblico San Jerónimo; vol V. De Cristiandad; Madrid 1972
Romanos. Rev. Pieter J. Den Admirant Ed. Fundación En la Calle Recta.
-J.M Turrado: “Comentario Bíblico”, vol II ; Ed BAC; Madrid 1960.
-A. Wikenhauser y J. Schmid: “Las cartas de Pablo”. Introducción al NT; De Herder; Barcelona 1978.